content espace content
espace
Google Ads
espace
box espace box
box espace box
espace
espace
box espace box
content espace content
espace

Tarot Amor

espace
box espace box
box espace box
espace espace
box espace box
Búsqueda Rápida
espace
Use palabras clave para encontrar el producto que busca.
espace
box espace box
content espace content
espace
Recomendado
espace
box espace box
box espace box
espace
espace
tarot
espace
espace
box espace box
content espace content
espace

Las primeras velas

espace
box espace box
espace

Las primeras velas


     Resulta difícil constatar qué civilizaciones fueron las primeras en crear y utilizar las velas como elemento precursor de los utensilios que hoy en día conocemos, así como de la primitiva finalidad con la que fueron producidas..

     Por una parte se sabe que ya los antiguos druidas (los que podríamos considerar sacerdotes-hechiceros de la civilización celta) instruían a sus sucesores en el interior de cuevas iluminadas. También es conocido que la civilización celta es una de las que utilizaba con mayor profusión el fuego y la luz en las celebraciones rituales dedicadas a sus dioses, como el l de noviembre (día del inicio del año celta) o el 2 de febrero (celebración en honor de la diosa Brigit); ambas fiestas fueron posteriormente adaptadas por la religión cristiana como el día de Todos los Santos y santa Brígida, respectivamente.

     También se tiene conocimiento de que los etruscos, antiguos pobladores del norte de la actual Italia, ya utilizaban velas a las que denominaban cereus, que fabricaban con cera y sebo y cuya mecha se formaba con fibras como la estopa o el junco. Del mismo modo, en Roma se utilizaban grandes velas en los altares dedicados a los dioses y también iluminaban las casas de los altos mandatarios.

     Algunos historiadores dicen que fue gracias a la persecución que los cristianos sufrieron por parte de los romanos cuando la función básica de la vela -servir de instrumento de iluminación-, adquirió también un sentido mágico y religioso. En las antiguas pinturas de las catacumbas ya se representan velas en los altares de los mártires y se dice que este puede ser uno de los orígenes de la utilización de las velas en la liturgia cristiana (aunque es más probable que fuera debido a una simple adaptación de las costumbres paganas).

     Otros historiadores postulan el origen judío de la utilización de velas en ceremonias religiosas y, ciertamente, el candelabro judío es uno de los símbolos más antiguos que se conocen del uso de las velas con estos fines.

     En el cristianismo, la religión que ha dominado en Occidente a lo largo de los siglos, la documentación referida a la existencia y utilización de las velas en las ceremonias es amplia y extensa. En el siglo III d. de C. ya se utilizaban en los cortejos fúnebres y en los bautizos; posteriormente algunos papas dictaron leyes para prohibir su uso en los cementerios; en el siglo XI se ordena colocar velas en los altares y, sucesivamente, en catedrales e iglesias importantes se encendían velas durante toda la noche en conmemoración de las festividades más representativas (Navidades y Pascua).

     Precisamente el origen del cirio de Pascua se halla en una columna donde, previa consulta a los astrólogos, el patriarca de Alejandría escribía la fecha del primer domingo siguiente al decimocuarto día de la Luna de Marzo, columna que enviaba al Papa para su aprobación. Esta costumbre fue después sustituida por el cirio que se enciende la noche de Pascua.

     Pero en la actualidad escribir en los cirios no es ya patrimonio exclusivo de los actos religiosos sino que también forma parte de la celebración de rituales de magia y de invocaciones.

espace
espace
espace
espace
espace
Banner4 box Banner5 box Banner6 box Banner7