content espace content
espace
Google Ads
espace
box espace box
box espace box
espace
espace
box espace box
content espace content
espace

Tarot Amor

espace
box espace box
box espace box
espace espace
box espace box
Búsqueda Rápida
espace
Use palabras clave para encontrar el producto que busca.
espace
box espace box
content espace content
espace
Recomendado
espace
box espace box
box espace box
espace
espace
tarot
espace
espace
box espace box
content espace content
espace

Las velas y la comunicación interior

espace
box espace box
espace

Las velas y la comunicación interior


     ¿Cuáles son las motivaciones íntimas que llevan a cada persona a utilizar una vela en sus oraciones, plegarias u oráculos?

     Evidentemente es imposible establecer las motivaciones íntimas de todas y cada una de las personas y, sin embargo, sí puede decirse que todos y cada uno de nosotros buscamos una respuesta en el más allá. Todo ser humano busca su propia luz, una guía, algo superior en lo que creer, a quien pedir, entonces, ¿por qué no hacerlo a través de una vela utilizando el fuego como elemento purificador?

     Mediante el ejemplo de la religión cristiana, se puede demostrar que la luz siempre ha sido el nexo de unión entre el hombre y Dios. En las civilizaciones antiguas lo fue el fuego, el representante simbólico y espiritual, y la energía renovadora de la naturaleza.

     Fuego y luz son precisamente los dos elementos que conforman la vela, un instrumento creado por el hombre quien, en su camino hacia la búsqueda del sentido del propio ser, se ayuda de este objeto para forjar su destino.

     La persona enciende la vela para que, entre otras cosas, le ilumine el camino de su liberación espiritual, y cada vez más trabaja en esta dirección. Una de las causas podría ser el actual sistema de vida impuesto por el progreso, por el propio avance científico y tecnológico de la humanidad.

     En general, la existencia de las personas, las exigencias de esta sociedad y las interrelaciones que en ella se establecen no permiten, hoy en día, hacer un alto en el camino, detenerse a pensar en la esencia del ser, en la espiritualidad, y esos elementos, por otra parte característicos de todas las civilizaciones, no pueden olvidarse tan fácilmente puesto que casi forman parte de la herencia genética del ser humano.

     Ni siquiera los más importantes científicos y filósofos de la historia de la humanidad han podido demostrar la inexistencia de Dios, o de un ser espiritual que la especie humana no puede alcanzar.

     Es de esta manera que, al seguir una senda marcada por la sociedad en la que dominan la racionalidad y el cientifismo, y en la que se abandona el cultivo del ser espiritual, nace el deseo íntimo de retomar, por propia voluntad, el camino de la búsqueda interior, y uno de los sistemas es mediante la ayuda de las velas.

espace
espace
espace
espace
espace
Banner4 box Banner5 box Banner6 box Banner7